Dieta alimentaria

El mantenimiento de una dieta saludable es extremadamente importante para la salud oral.

Se debe disminuir o evitar el consumo de bebidas o alimentos azucarados. No comer alimentos de alto contenido cariogénico, y en caso de su ingestión debe haber un cepillado inmediato. Las comidas recomendables son: carnes, pescados, frutas, derivados de la leche, aves,… Sobretodo, se debe tener presente el no picar entre horas y cepillarse inmediatamente después de ingerir alimentos.